Viaje al corazón de la diversidad china

Casi el 9% de la población china pertenece a alguna de sus 56 minorías étnicas. En Yunnan conviven 26 de ellas, en un clima de armonía e igualdad. ¿Cuál es la fórmula?

Vestidos con sus tradicionales atuendos amarillos, un grupo de campesinos forma una doble fila sobre la entrada principal de la comunidad rural de Xuandou. Tienen sus instrumentos preparados para dar la bienvenida a una delegación de extranjeros que, según les dijeron, viene de muy lejos. Las mujeres esperan sobre un costado, dispuestas a iniciar su sensual danza alrededor de los músicos. Está todo listo. Hasta que llegan los desconocidos, hasta que llegamos, y comienza un conmovedor ritual de bailes, música y artes marciales. El pueblo es una fiesta. 

Los campesinos pertenecen a la etnia dai, uno de los 26 grupos minoritarios que habitan la provincia de Yunnan, en el sudoeste de China. En la zona viven 769 familias que, en su gran mayoría, se dedican al cultivo del arroz y el tabaco. Durante el invierno, cuando la agricultura es una misión imposible, se dedican a actividades culturales como las que presenciamos en nuestra bienvenida. 

“Es importante que se conozcan las necesidades de las etnias minoritarias”, afirma Shan Jia Zhi, un miembro de la comunidad que se encarga de ofrecernos una suerte de visita guiada por el museo local. 

Shan explica que el gobierno suele enviar técnicos para enseñarles nuevas formas de cultivo y, además, destaca que se fomenta el turismo a través de la apertura de restaurantes en las propias casas de los lugareños. “Entre las etnias de la zona se vive en armonía, tenemos muchos matrimonios mezclados”, agrega. 

La población de la provincia de Yunnan asciende a 47 millones de personas, de las cuales 15 millones pertenecen a etnias minoritarias. Conocida en China como la tierra de la diversidad, su política étnica podría sintetizarse en que “el desarrollo de los Han (el grupo mayoritario del país) no pueda separarse del crecimiento de las etnias minoritarias”, según explica Xia Jian Feng, director general de la Oficina de Asuntos Exteriores del Gobierno del Pueblo de Yunnan.

Muchas de estas etnias comparten sus costumbres con otros grupos que viven en Birmania, Vietnam y Laos, los países limítrofes a la provincia. 

Técnicamente son grupos minoritarios, pero sus historias y cultura no tienen nada de pequeñas. Como pudimos comprobarlo, son grandiosas. 

La cifra

El 8,98 por ciento de la población china integra alguna de sus 56 minorías étnicas. El resto compone la etnia Han, el grupo más amplio y representativo del país.

Igualdad

Todas las etnias que conviven en territorio chino gozan del principio de igualdad, según la ley. El Estado no sólo protege sus derechos e intereses legítimos, sino que también promueve la aplicación de los principios de igualdad, unidad, ayuda mutua y prosperidad común en el manejo de las relaciones entre los diversos pueblos étnicos.

Diversidad también deportiva

Los estudiosos del deporte chino plantean que más de 1000 disciplinas populares aún se practican en las provincias y entre ellas, más de 700 proceden de las 55 minorías étnicas. Esta diversidad deportiva se refleja en los Juegos Deportivos Nacionales Étnicos, que se celebran en China desde la década del ’50 del siglo pasado. Entre los más reconocidos se encuentran las carreras de caballos (deporte tradicional de la etnia kasaja) y la lucha (el favorito de los mongoles, que es conocido como “tres artes” junto al tiro al arco y las carreras hípicas)

Estilo Broadway

China es un país multiétnico y sus diferentes grupos sociales han conformado un modelo de diversidad sin precedentes. Es por eso que para mostrar la riqueza de esta exitosa convivencia han montado desde impresionantes museos a espectáculos artísticos al más puro estilo Broadway. Uno de estos shows se exhibe en el Parque Temático de Cultura China, que funciona en la ciudad de Shenzhen. Con la participación de 120 artistas, se recrea la historia de las etnias Wei, Li, Va, Yi y Tibetana, entre otras. Los trajes tradicionales son un espectáculo en sí mismos y los innumerables cambios de vestuario, constituyen un párrafo aparte de despliegue escénico. Además de este espectáculo, en el parque se exhibe una suerte de batalla a caballo entre jinetes mongoles. También se recrean alrededor de 30 sitios emblemáticos de China, entre ellos la Gran Muralla, la Ciudad Prohibida, el Tibet, las Tres Pagodas y el Bosque de Piedra. Miles de alumnos de primaria, secundaria e, incluso, jardín de infantes, asisten a diario al parque. Es una visita tradicional para las escuelas que pretenden mantener viva la historia cultural de sus minorías étnicas.

Publicado por Fernando Capotondo

Periodista, con experiencia en diarios y medios gráficos de alcance nacional (Tiempo Argentino, Crónica, Así, Perfil, Crítica de la Argentina y Contraeditorial, entre otros). Director de Llibres, sitio web de divulgación de cultura asiática.

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: